domingo, 19 de septiembre de 2010

Comentario de Steve Redwood respecto a Score...Gracias, Steve!

Tu libro ha terminado gustándome muchísimo, aunque al principio me costó un poco (y conste que puede ser por mi ínfimo nivel de castellano). Las primeras 20-25 páginas (hasta entrar de pleno en la historia de Verónica, que es cuando para mi el libre sí arranca con fuerza y va echando chispas por todas partes) sí consiguen intrigar pero a la vez hay tantos saltos que a veces no se sabe de cuál de los personajes se trata, ni de cuándo, ni de dónde. La línea entre intrigar y confundir es fina y difícil de trazar. Pero después has encontrado el ritmo, y la trama se hace más interesante, más compleja, con cada página. Los 'flashbacks' que vienen ahora (la historia de Carmen, la cobardía de Máximo, etc.) son muy buenos, porque ahora sí la mente del lector está expandiendo, asimilando los detalles como en la serie del detective Colombo. Muy bueno es como el hilo de Verónica y Noa se aproxima cada vez más al de Matías y Máximo, con el valor añadido de que también ibas explicando cómo Matías ha llegado a este punto. Has añadido ingredientes uno tras otro al guiso madrileño como una cocinera maestra! Lo de Carmen en especial es muy fuerte, pero también las relaciones entre los personajes, que no voy a revelar aquí. Matías me resulta mucho más interesante que el típico psicópata/loco, no tanto por la explicación de como llegó a ser así (de hecho, eso lo dejas bastante abierto – y así lo prefiero) como por su forma de pensar y actuar en el presente que siempre sorprende por lo inesperado. Y, claro, el golpe maestro al final… Una historia bastante inusual, con personajes de gran interés, una trama emocionante y complejo y muy bien pensado (por ejemplo, la ‘enfermedad’ misma de Claudia es, irónica (la mantra de Verónica) y cruelmente, lo que hace que Verónica se niegue a ver la verdad, y así es mucho mejor que el típico ‘nadie cree a los niños’).

Por cierto, en cuanto a la edición del libro, como artefacto no está mal, pero hay bastantes errores ortográficos.)

2 comentarios:

steve redwood dijo...

Se ve que ese redwood es un crítico sabio y perspicaz. Lástima que el pobre haya olvidado por completo mencionar de que se trata el libro......

Laura dijo...

Hey, busy man!!!